Instrucciones de cuidado

Tu prenda Mykäela es una pieza única, que requiere tengas mucho cuidado al momento de lavarla.

Por favor, sigue estas instrucciones para garantizar que tu seda Mykäela se mantenga suave, brillosa y colorida por muchos años.

  1. Lava tu seda a mano con agua fría. Ni se te ocurra meterla a la lavadora. En serio.
  2. Vierte un poco de jabón liquido para ropa de color en tus manos, humedécelas y luego, empieza a lavar suavemente la seda.
  3. Enjuaga abundantemente.
  4. No uses enjuague o suavizante para ropa: estos quimicos dañarán la textura y el brillo natural de la seda.
  5. De ninguna manera exprimas la seda.
  6. Sécala colgada a la sombra
  7. En cuanto al planchado, te recomiendo hacerlo cuando aún esté húmeda, o rocíala ligeramente con agua. Usa la temperatura para “seda” que indica la plancha. No rebases dicha temperatura por que la quemarás.

¡Tu Mykäela ya está lista para que la vuelvas a lucir!

información mykaela
Algunas notas importantes

Tu Mykäela fue pintada con alguna de las siguientes técnicas: gutta (una resina soluble en agua que delimita los espacios), anti-fusant, solución salina, alcohol, agua y sal, o alguna combinación de las anteriores. Cualquier imperfección debe ser considerada como un signo de calidad, pues tu pieza fue pintada a mano y es única.

Aunque tu prenda ya fue lavada dos veces, puede ser que todavía tenga residuos de alguna de las técnicas. Esto significa que si encuentras algunas partículas blancas, o en la parte de las lineas sientes cierta dureza; o en áreas de la seda un poco “tiesas”… todo es normal. Conforme la vayas lavando, todos los residuos desaparecerán.

Cualquier duda que te surja, por favor, escríbeme a: allo@mykaela.com.mx